10 feb. 2011

Superman: Leyes universales


Hace poco pusieron en la tele un clásico: Superman. Al verla recordé un monólogo que ya desde pequeño me tenía extrañado. Al inicio de la peli, durante su viaje a la Tierra, el pequeño Kal-El recibe una formación de su padre Jor-El (que luego parece que olvida, ya que de adolescente no sabe quién es ni por qué tiene esos poderes). En el discurso podemos oir una frase que dice más o menos «cada una de las seis galaxias que vas a atravesar, tiene sus propias leyes que rigen espacio y tiempo». Tal y como lo dice, yo entiendo que se refiere a leyes físicas, y no a que cada galaxia tenga un gobierno y cosas así.

Pero tal afirmación va en contra de la ciencia más básica. Las leyes naturales que rigen el universo, y que la ciencia trata de descubrir, son (aunque parezca una perogrullada) universales. El mecanismo de la gravedad, por ejemplo, es igual aquí que en la galaxia de Andrómeda, o en el punto más alejado que nos podamos imaginar. No hay leyes físicas diferentes en cada galaxia.

¿Cómo podemos estar tan seguros si nunca hemos viajado tan lejos para comprobarlo? Pues con un razonamiento muy sencillo. La materia y energía está formada por partículas elementales. Todas las propiedades que podemos medir, todos los fenómenos que podemos observar, tienen su origen en la naturaleza intrínseca de dichas partículas. Existe la gravedad, porque es una propiedad de las partículas elementales. Existe la luz, porque existen los fotones, y son como son. El oxígeno y el hidrógeno se combinan para formar agua, por la distribución de electrones de sus capas externas. Los materiales tienen un punto de fusión y ebullición determinado, por la naturaleza de los enlaces entre sus átomos y moléculas, que viene determinado otra vez por la distribución de los electrones. Y así podemos seguir, y veremos que en última instancia, la causa primera de determinada propiedad o determinado fenómeno, son las propiedades intrínsecas de las partículas elementales. Y las partículas elementales son las mismas, en cualquier punto del universo.

Y nuevamente ¿cómo podemos saberlo? Bueno, aunque estén muy lejos, las galaxias se pueden observar, y podemos obtener información de ellas. El mero hecho de que podamos observarlas es consecuencia de que su luz (y demás radiación electromagnética), llega hasta nosotros. Es decir, recibimos fotones que se emitieron allí. Y obedecen a las mismas leyes que los que se generan por acá. También recibimos de otras galaxias rayos cósmicos, que como ya mencioné en alguna ocasión, son en su mayor parte protones y núcleos de helio (que a su vez son protones y neutrones). Y dichas partículas subatómicas son iguales que las que tenemos aquí.

Y es que la homogeneidad e isotropía del universo forma parte del principio cosmológico, y es algo respaldado por la evidencia empírica. Las leyes físicas son las mismas en cualquier rincón del universo. Aquí, o seis galaxias más allá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario