22 abr. 2011

Modelo casi perfecto del campo gravitatorio

Después de dos años de misión especial, el satélite GOCE de la Agencia Espacial Europea (ESA) ha logrado conseguir una gran cantidad de datos que permitieron diseñar con precisión el geoide modelo de la superficie de nuestro planeta. Esta imagen, de una fidelidad asombrosa, permitirá avanzar en las investigaciones sobre los procesos y mecanismos internos de la Tierra.

Como explica con perfección la página web española de ESA, este geoide es “la superficie imaginaria que tendría un océano que cubriese toda el planeta, en ausencia de corrientes o mareas, definida tan solo por su campo gravitatorio”. Y el resultado puede semejar una papa andina, o el simpático cráneo de un personaje de animación.

Se estima que el notable valor de este trabajo permitirá estudiar con mayor precisión los cambios en el nivel del mar, la circulación oceánica y la dinámica del hielo polar.

El satélite GOCE tiene la característica de tener una órbita inusualmente baja, lo cual le permite cartografiar el campo gravitatorio como ningún otro satélite de observación.

Fotografía: gentileza de la Agencia Espacial Europea (ESA)


No hay comentarios:

Publicar un comentario